martes, 30 de agosto de 2016

¿USTED QUIERE SER FELIZ? ¡ENTONCES ENCUENTRE UN AMANTE!

¿USTED QUIERE SER FELIZ?
¡ENTONCES ENCUENTRE UN AMANTE!



Un día un doctor (un psiquiatra amigo mío) me contó que una paciente llegó a su consultorio y ésta le dijo que se sentía vacía e insatisfecha. A pesar de que todo parecía ir bien en casa, en el trabajo y en general, aseguraba que se sentía agobiada. Mi amigo la escuchó atentamente y permitió que le explicara cada uno de los pormenores de su malestar. Luego de haberla escuchado, el Dr. tomó un breve instante para reflexionar sobre aquello que su paciente le había dicho y finalmente le dijo: -"¡Usted debe conseguir un amante!".

Cuando la paciente escuchó semejante consejo, se levantó de su lugar sin decir una palabra y se retiró de ahí indignada.

Yo también pensé que se trataba de un mal consejo, sin embargo, el Dr. me explicó el verdadero significado del mensaje.

"...Para ser felices, debemos conseguir un amante..." ¡Y es verdad!




Se trata nada más y nada menos que de un amante que nos hace olvidar las presiones cotidianas; un amante que nos devuelve la sonrisa y la pasión por la vida. En algunos casos se manifiesta en forma de un piano o un violín, mientras que en otros se traduce como en la práctica de algún deporte; viajar o escribir un blog. Lo que en realidad quiso decir a su paciente, era que se tomara un tiempo para sí misma y para descubrir o retomar alguna actividad que en verdad la apasionara.



Un amante de esta naturaleza, es capaz de reducir los niveles de estrés que se acumulan durante la semana. No tiene que ser una actividad individual o en equipo, pero debe de ser como un amante verdadero y brindar un bienestar casi irresistible, capaz de hacernos olvidar al mundo y su dinámica durante el tiempo que le dedicamos.

Algunas personas con quienes se ha hablado al respecto, han mencionado a algunos de los amantes más atractivos:





  • Viajar
  • Aprender un nuevo idioma
  • Aprender o tocar un instrumento musical
  • Dar largos paseos (solo y/o acompañado(a))
  • Salir a correr
  • Ver películas
  • Leer
  • Andar en bicicleta
  • Nadar
  • Escribir
  • Pintar
  • Dibujar
  • Bailar





Los anteriores se encuentran en la lista de los amantes más atractivos y las personas que tienen estos "amores" dicen encontrar una verdadera felicidad y que ya no se ven a sí mismos sin sus respectivos amantes.

¿Ya tienes amante? ¡Sal a buscar uno (o dos)!... ¡Y comienza a ser feliz!




Déjanos tus comentarios y platícanos de ese amante especial que te ha hecho feliz una y otra vez...


Al Jaguar





Suscríbete a este blog
Comenta y comparte esta publicación.

Lee también:




¡TODO LO QUE IMPORTA VA POR ESCRITO! Descubre el Verdadero poder de una Agenda

¡Todo lo que es importante se pone por escrito!

Anota tus compromisos y avanza con tu nueva Agenda...


Estás muy ocupado y la agenda te ha funcionado muy bien: es una excelente herramienta que te permite no olvidar ni uno solo de tus compromisos, también te permite organizarte mucho mejor, además de ayudarte a recordar qué hiciste el mes pasado. ¿Pero sabías que tu agenda puede revolucionar tu vida?





¿Qué hay en tu agenda? Una junta, un cumpleaños, una cena a las 20:00, ir al super y muchos compromisos más. ¡Qué fortuna que ya existen las agendas electrónicas y especialmente las que tenemos en el teléfono inteligente y en la tablet! Pues ya nos recuerdan automáticamente que se acerca una tarea o un compromiso.



Antes vamos a ver qué tipos de usuarios de agendas podemos encontrar:





a) Personas que no utilizan una: ya sea por sus actividades rutinarias, o por una actividad menos intensa, las agendas no forman parte de su vida. Recuerdan perfectamente lo que hacen a diario y ya no tiene sentido registrarlo en ninguna agenda, ya sea física que electrónica.

Otros, a pesar de tener muchas actividades diferentes, simplemente no cuentan con el hábito de agendar sus actividades.




b) Personas que han intentado usar una: algunos han comprado o han  recibido una agenda de regalo y los primeros días hacen un intento por registrar sus actividades, pero sucede que al poco tiempo se aburren o simplemente no tienen el hábito de la constancia y al poco tiempo la dejan.




c) Personas que procuran llevar una: hacen lo posible por mantener su agenda al día, pero ocasionalmente se les olvida revisarla, o bien no fue necesario consultarla porque recordaban perfectamente todo lo que debían hacer. Es importante destacar que aquí ya existe al menos una intención de utilizarla.






d) Personas que emplean la agenda de manera habitual: a veces se trata de personas llenas de compromisos, que no se pueden dar el lujo de dejar pasar una sola de sus actividades y que sin la ayuda de dicha herramienta, su organización se vería afectada de manera importante. Hay personas que utilizan la agenda de manera habitual aún cuando no se trata de personas sumamente ocupadas, sino que simplemente les agrada mantener el control y la organización de sus actividades.




¿Cuales son los usos que los usuarios suelen dar a las agendas?




a) Bitácora: para unos se trata de un instrumento para registrar los detalles de cada acontecimiento y suelen anotar el día, la hora, la fecha y los pormenores de algún acontecimiento como pagos saldos pendientes, el primer diente o la primer palabra del bebé, lo que gastaron en el mes, etc.




b) Organizador: también se usa como un organizador del tiempo, de los compromisos y actividades. Los médicos pueden saber qué disponibilidad tienen para agendar la cita de algún paciente; un ejecutivo puede declinar una reunión o reasignar una nueva fecha a partir de su organización de tiempo.






c) Recordatorio: es el uso más común y es uno de los principios básicos de contar con una. Nos A algunos les recuerda que deben ir a cobrar una deuda, mientras que a otros les recuerda que el profesor dejó una tarea, y a otros les recuerda que es hora de tomar la medicina.



d) Compromiso: es el uso por excelencia que compete a una agenda. Tener una cena a las 20:00 no es un "tener un compromiso a las ocho", eso es un evento a las ocho y listo. Un compromiso es anotar algo a lo que nos comprometemos a cumplir y no retractarse, ni pasar por alto ese "compromiso contigo mismo".




Cuando se ha decidido emplear una agenda, es conveniente comenzar a creer que se está adquiriendo un compromiso con ella. Alguna vez escuché que todo lo importante siempre iba por escrito y resulta que en nuestra agenda escribimos mucho de aquello que consideramos importante. Agendar es comprometerse al cumplimiento y es ahí donde muchos encontramos problemas para manejar una. Al principio es un poco complicado utilizarla, pero poco a poco se transforma en un hábito y lo más importante es que paulatinamente se transforma en una forma positiva de compromiso.




Al principio de este artículo mencioné que una agenda puede revolucionar tu vida. ¡Es cierto! Pero recordemos que hay diferentes tipos de usuarios y que son variados los usos que se le dan a esta herramienta, sin embargo, utilizarla constantemente genera un vínculo especial entre lo que es importante y que merece ir por escrito y el usuario. Una vez que se ha establecido un vínculo estrecho y que se ha comprendido el poder del compromiso por escrito es ahí cuando podemos llevar una agenda a niveles superiores:






Imagina que ya has alcanzado un dominio de tu agenda, por lo tanto un dominio de compromiso para cumplir con lo que escribes en ella. Ese es el paso más importante. Pues bien, ahora imagina que tu nueva agenda ha sido modificada de manera profunda, pues ahora contiene rubros bien definidos y muy específicos:




1. Agenda Laboral: ahora tu agenda te permite utilizar este apartado exclusivamente para tus compromisos laborales: juntas, ventas, entrevistas, cobros, proyectos, etc.




2. Agenda Social: tu agenda ha cambiado y ahora te ofrece un espacio especial para anotar las fechas de cumpleaños de tus seres queridos, la fiesta de XV años de tu prima y la boda de tu mejor amigo. Ahí podrás detallar buenas ideas para darle un excelente regalo de bodas.






3. Agenda personal: un espacio que tu agenda ha creado únicamente para ti y en ella puedes anotar tus horas de lectura programadas, tus momentos de meditación, tus intenciones de descubrir nuevas propuestas musicales o registrar tus ideas y sentimientos. El trabajo la familia y los amigos no entran aquí.




4. Agenda Familiar: ¿Tenías pensado recomendar un buen libro a tus papás o a tus hermanos? Llevar al parque a tus hijos, o leer junto con tus hijos como siempre lo habías prometido, o bien llevar a cenar a tu esposo(a) sin que sea ninguna ocasión especial. Tu agenda te invita a dedicarle tiempo y darle la importancia merecida a cada uno de los rubros de tu vida.




Y este es mi punto preferido:




5. Agenda Cívica: ¿Ya perteneces a alguna asociación altruista? ¿Habías pensado alguna vez en visitar a niños hospitalizados? ¿En ayudar a personas de escasos recursos? ¡Lo importante va por escrito y tu compromiso con tu agenda es un vínculo especial! Si no lo habías pensado, podrías comenzar por anotar en este rubro algo como: “Investigar qué asociaciones civiles o religiosas de ayuda comunitaria se encuentran cerca de mi casa o trabajo”, o bien algo así como:








“Organizar la ropa que ya no utilizo y donarla a personas de escasos recursos”

“Llevar una cobija a alguien sin hogar”

“Regalar 10 botellas de agua al mes a personas indigentes”

“Invitar a dos personas a comer/cenar/desayunar cuando se aproximen a mi en algún restaurante en la calle”

“Levantar 10 basuras al mes y depositarlas en el contenedor (aunque yo no las haya tirado)”

“Ceder el paso a 15 vehículos cuando maneje”

"Inscribirme en una asociación de beneficencia"






Cada quien puede partir de sus propias posibilidades y las posibilidades son prácticamente infinitas. Cada agenda se puede configurar según las necesidades e intereses de cada quien: médica, espiritual, cívica, deportiva, etc. La agenda no es únicamente el registro de las actividades que tienes que hacer, por el contrario, resulta ser una herramienta revolucionaria cuando escribes en ella cosas que no tenías contemplado hacer y a las que ahora te has comprometido. Tú no permitirías que en lugar de un cheque, en tu trabajo te pagaran “de palabra” y que con esa palabra bastara para ir al banco a cobrar la cantidad correspondiente, porque ¡Todo lo importante va por escrito!








Organiza tu tu tiempo de forma más inteligente, separa tus compromisos de acuerdo al ámbito que le corresponda, otorga la energía y compromiso adecuados a cada parte de tu vida, crea el hábito del compromiso entre tu y lo que te comprometes a hacer por escrito contigo mismo, recuerda que todo aquello que ha sido importante para tu vida ha sido asentado por escrito (tu nacimiento, tu matrimonio, tus diplomas, tus cheques, tus contratos, tus boletos de avión, etc.). Mantén tus objetivos en mente, porque…



¡A las palabras se las lleva el viento!











Al Jaguar





Suscríbete a este blog
Comenta y comparte esta publicación.

Lee también:




jueves, 25 de agosto de 2016

¿HACIA EL SIGUIENTE NIVEL? ADOPTA UN MENTOR

¿Ya buscas el siguiente Nivel?

¿Ya sabes cómo vas a alcanzar al siguiente nivel? 
Si la respuesta es ¡Sí! o no tienes idea de cuál es...
¡Adopta un Mentor!



Ya has conseguido éxitos, logros y satisfacciones en muchos niveles de tu vida y tu talento ha sido un pilar para lograrlo, por lo que hoy te encuentras en un nivel determinado y asumo que ya te sientes listo(a) para avanzar al siguiente nivel. En este punto sabes que cuentas con el talento y las ganas para lograrlo, sin embargo es probable que te encuentres un tanto bloqueado(a) y que hayas buscado diferentes alternativas para superar esos obstáculos invisibles que, aunque no ves físicamente, sabes que están ahí y que no te permiten avanzar.

Tu talento ha sido muy importante, decisivo para que hoy te encuentres donde te encuentras. Te has preparado y ya eres experto o al menos muy hábil en tu campo de acción. El talento es un elemento del que no podemos prescindir. Sin embargo el talento no es el único ingrediente que se requiere en las recetas del éxito de las que cada quien dispone. La experiencia, la energía y dedicación, la disciplina, la visión y un poco de "oportunidad" también son parte del mundo de ingredientes que componen el sin fin de recetas.

A pesar de toda esa teoría, experiencia y práctica con las que contamos, podemos encontrar un momento de nuestra vida en el que atravesemos por un estancamiento o bloqueo que se interpone entre nosotros y nuestras nuevas metas o proyectos: titularse, poner un negocio, comenzar una maestría, obtener un mejor empleo o un mejor sueldo, ser más feliz, más culto, más humilde o cariñoso. Cualquiera que sea el rubro de la vida en el que deseas llegar a un nuevo nivel, puede ser afectado por bloqueos que son difíciles de superar hasta para los más fuertes.

Existen muchas formas de romper ese bloqueo mental o energético, pero una de las maneras ás efectivas de hacerlo es a través de un Mentor. ¡Sí! Un mentor que te guíe paso a paso hacia ese nuevo nivel que estás anhelando y que de alguna forma no has conseguido, quizá desde hace un buen tiempo.

Pero vamos a revisar un poco más a fondo la figura del Mentor: el mentor debe tener características indispensables, pues no es lo mismo un consejero o una persona que siempre esté ahí para apoyarte y escucharte, una persona que sabe hacerte sentir mejor y un verdadero Mentor. Los verdaderos Mentores no deben ser meramente "porristas" ó "jueces" u otros roles que se pueden generar el el proceso de ser tutorado por un Mentor.

En algunas escuelas existe la figura de Tutor y aunque depende de cada país y escuela, el tutor es asignado a veces obligatoriamente a un alumno o grupo de alumnos y su función es parecida a la de un Mentor, pues tiene que guíar a sus tutorados hacia mejores condiciones que en este caso son académicas, pero de esto me gusta destacar que ocasionalmente hay profesores a quienes no se les ha asignado ningún grupo bajo tutoría, pero curiosamente los alumnos los buscan constantemente para pedirles alguna guía y consejo. Lo anterior nos va dando ya una idea de cuales son las cualidades de un tutor adecuado para cada quien.

Por otro lado, existen excelentes tutores y Mentores que no logran los resultados esperados, porque hemos dejado de lado un hecho tan importante: nuestras cualidades como "tutorado". ¿Cómo le enseñarías tu algo a alguien que está decidido a no aprender?

Revisemos algunos de los puntos clave que un Mentor y un tutorado adecuados deberían poseer:




a) La experiencia del Mentor en el campo en el que deseas desarrollarte. No debemos menospreciar la experiencia del ensayo y el error que esa persona ha tenido. Escuchar la experiencia que te puede compartir tiene un valor incalculable que evitará que cometas errores que pueden ser realmente significativos. El Mentor ha recorrido caminos que quizá tu aún no imaginas.

b) La inspiración que produce en ti es un síntoma inequívoco de que puede tratarse de un Mentor adecuado para ti (no importa si otros sienten lo mismo o no). Es una persona que a ti te llena de energía y te inspira al ser capaz de cambiar tu estado de ánimo en energía positiva y vibrante. 

c) Con sabiduría: además de sus credenciales o títulos académicos premios y reconocimientos, el Mentor debe contar con experiencia. Recuerda que hasta en el pueblo más humilde se pueden encontrar ancianos llenos de sabiduría sin haber pisado jamás una universidad. Las personas sabias brillan inmediatamente por su forma de hablar de los demás, por su forma de abordar los temas y por su forma de enseñar y otorgar una respuesta.




d) Un modelo: a diferencia de un ejemplo, es decir, que el Mentor se conduzca de forma ejemplar respecto al rubro en el que te está tutorando, el modelo tiene que ver con el modelo general que representa y que tu aceptas como acorde a lo que tu quieres lograr. No sólo se trata de sus logros, sino de un sentido más amplio que involucra detalles como su forma de hablar, su timbre de voz, su postura, su organización mental y su mentalidad, además de los resultados que se expresan y materializan en su vida diaria. Todo un modelo que por sí mismo arroja luz y guía a nuestro camino hacia el siguiente escalón. 

e) Poder de comunicación: no bastaría con reconocer en nuestro Mentor a un modelo a seguir que nos inspira. La capacidad de comunicar es directamente la capacidad de enseñar que posee el Mentor. ¡Ojo! No es una comunicación simplemente verbal y no se reduce a su capacidad de construir un discurso simple y entendible para todos los niveles. A veces incluso callar en el momento adecuado, o hacer un gesto o una mirada, ya es comunicar. El poder de comunicación que tu Mentor posea, es directamente su capacidad para otorgarte las lecciones que debes aprender.

f) La confianza: este punto se explica por sí mismo, porque en general las relaciones interpersonales se basan en la confianza: tu pareja, tus padres, tus hijos, compañeros de trabajo, tus hermanos e incluso la confianza que existe entre tu y yo dentro de este blog. Un mentor es alguien a quien especialmente deseas otorgarle un nivel de confianza muy especial en el que no cabe lugar a dudas. Tu mentor confía en el talento del que ya hablamos al principio.




g) La palabra "sumisión" proviene de la composición de las palabras "sub" que significa debajo y "meso" del verbo mettere que significa ponerse o situarse. Es decir que en esta ocasión, a la palabra sumisión no se le otorga una connotación negativa en la que hay un sometimiento ciego e incuestionable. Lamentablemente esa es la primera acepción que brinca en nuestra mente. ¡No! El verdadero mensaje de ese termino, para efectos de ser tutorado, tienen que ver con nuestra capacidad para regresar a ser humildes y reconocer que hay una persona que ya ha logrado lo que nosotros no. En la cultura japonesa hay una demostración de respeto muy clara para los ancianos y en general para los miembros con mayor rango o experiencia entre prácticamente cualquier grupo social. Quizá este es un punto muy significativo para muchas otras culturas y personalidades. En esta ocasión es recomendable reconocer que no se trata del trabajo entre iguales (todos valemos lo mismo, todos somos iguales ante la ley, etc. pero usaremos el concepto con responsabilidad), se trata de una persona que ya ha superado aquellas barreras y obstáculos que hoy tu deseas superar. Se que es un concepto que comprendes muy bien, porque has ayudado a otros que necesitan superar obstáculos que tu ya has dejado atrás.

h) El agradecimiento y el reconocimiento: estos dos conceptos serán la práctica sublime entre tu mentor y tú. Reconocerse mutuamente va a generar un vínculo estrecho. "El mal del estudiante" tiene que ver con obtener buenos resultados y pensar: -"Es que yo soy muy capaz"- o bien obtener resultados negativos y pensar: -"Es que el Mentor es muy malo"-. De igual forma, el Mentor debe contar con la capacidad de saber que si todo sale bien (o no tan bien) es por el resultado de ambas partes y no sólo de su actividad tutoral o de tu desempeño.



Todos somos Mentores de alguien y todos hemos encontrado personas que nos han otorgado algo valioso a lo largo de nuestras vidas. Los Mentores no son sólo aquellas personas a las que hemos contratado para que nos brinden sus servicios profesionales. Hay un Mentor en cada uno de nosotros y en todo momento podemos ser la luz y guía de alguien. Tampoco es importante si se trata de un gran proyecto que requiere de tutoría constante a lo largo de un proceso complejo, o si se trata simplemente de un punto aislado de la vida de alguien que ha generado un breve instante de admiración y modelo para otro. Tú ya has sido un mentor para alguien sin siquiera saberlo. Ahora también puedes ser uno de forma consciente y también puedes reflexionar y decir ¿Contar con un mentor... por qué no? Pero no olvides que tanto el Mentor como tú, deben contar con características esenciales. 

¿Ya sabes cómo vas a alcanzar al siguiente nivel? Si la respuesta es ¡Sí! o si ya subiste y ahora no tienes ni idea de cuál es el siguiente...

¡BUSCA UN MENTOR!




martes, 23 de agosto de 2016

¿QUÉ ESTÁ BLOQUEANDO TUS PROYECTOS?

¿Qué está bloqueando tus proyectos?

A veces no es culpa de la economía ni de los malos gobiernos. Descubre cuál podría ser la verdadera causa del bloqueo por el que estás atravesando.



Tienes proyectos en mente y sabes que son prometedores. Has investigado sobre el campo en el que deseas emprender o desarrollar tus proyectos e incluso te has acercado a las personas correctas. Ya casi todo está listo para comenzar, pero han pasado varios días o semanas e incluso meses (y años), pero aún no has logrado materializar tus ideas y tus proyectos.


Lo que estás viviendo le ocurre a miles de personas y si conoces a algunas de ellas reconocerás que muchas piensan que hace falta tiempo o capital para poder comenzar otros argumentan que hay que esperar a que las cosas mejoren con el cambio del gobierno, o simplemente esperar tiempos mejores.

Todos esos factores son importantes y podemos agregar muchos más, sin embargo también vale la pena revisar otros aspectos que intervienen en nuestro camino a emprender nuestros proyectos y que tienen que ver con nosotros mismos. En otro artículo ya he hablado sobre la importancia y efecto que tiene el saber tomar decisiones en nuestra vida y las causas que inhiben esa habilidad en nosotros, pero ahora vamos a hablar sobre otros relevantes que simplemente nos mantienen bloqueados y atados a la pasividad.

Tener un proyecto en mente todo el día y desde hace tiempo y sentirte motivado(a) a llevarlo a cabo platicar con otras personas que también están interesadas y que te apoyan; investigar para conocer todo al respecto. Prácticamente lo único que hace falta es poner manos a la obra, sin embargo nada pasa y simplemente no sabes por qué y te invade una sensación de agobio. Quizá lo anterior te parece familiar. Revisemos punto por punto y descubramos qué podría estar bloqueando tu energía, tu capacidad de decisión y tu poder para materializar tus proyectos:

1. ¿Guardas rencor y no has podido perdonar?


Albergar sentimientos de rencor no es lo más alentador para el alma o la mente. Parece mentira que un hecho que ocurrió hace tiempo pueda seguir afectando tu presente y además afectar áreas de tu vida que a simple vista parecen no estar relacionadas con esa persona o situación que no has "podido"/"querido" superar. Perdona a todas las personas y situaciones que han ocurrido en tu vida; ni siquiera es necesario volver a verlos, solo hace falta volver a asignar una nueva dimensión a cada cosa y a cada persona, respirar profundo, pensar en la lección que puede rescatarse de cada acontecimiento, decir en voz alta y desde tu más profunda sinceridad ·Perdono a ___ por haber ____ a partir de este momento" y luego dejar marchar los sentimientos negativos y desbloquear la mente y la energía. Es impresionante ser testigo de cómo tu vida vuelve a fluir ante tus propios ojos. No lo hagas ahora, sino cuando de verdad hayas meditado y cuando esas palabras cobren para tí un verdadero sentido, pero te recomiendo que no dejes pasar muchos años de tu vida para hacerlo. 

2. ¿Tienes ideas limitativas o incapacitantes?


En la mente llevamos ideas que nos acompañan todo el día y toda la vida y muchas veces se trata de pensamientos y creencias que se han acumulado con el paso del tiempo. Existe la posibilidad de detectarlas y traerlas a la conciencia y poco a poco poder modificarlas. Algunas personas, sin darse cuenta, tienen el presentimiento de que "algo va a salir mal" cuando manejan, cuando cruzan la calle o cuando intentan algo como conocer a alguien que les atrae o para llevar a cabo algún trámite, etc. Yo lo llamaría "El efecto cáscara de banana", porque me acuerdo de un chiste en el que había una persona tan negativa y tan tonta que cuando iba caminando por la calle y a diez metros vió una cáscara de banana, exclamó: "¡Joder... que me voy a caer otra vez!". Prácticamente podría tratarse de cualquier escenario de la vida. Si te encuentras entre esas personas, la sugerencia es estar más atentos a los pensamientos que cruzan por la cabeza a lo largo del día. Una dieta mental y trabajo especial con tu mente ayudaría mucho. En esta ocasión no se trata de ninguna "ley de la atracción", sino de pensamientos que generan angustia y preocupación por muchas horas, muchos días o muchos años en la vida de una persona. Te recomiendo que al principio trabajes tu solo(a) y empieces a monitorear tus pensamientos y que paulatinamente los vayas cancelando, replanteando y sustituyendo por pensamientos que te hagan sentir afortunado feliz y confiado, posteriormente puedes recurrir a otros recursos que pueden llevarte al siguiente nivel. 

3.¿Te sientes en paz contigo mismo(a)?


En el punto uno hablé sobre el rencor y el perdón hacia los demás y hacia los acontecimientos por los que has atravesado. Siento mucho que hayas pasado por todo eso y que hayas encontrado personas que te han herido, pero ya vas a trabajar en eso y permíteme también felicitarte por haber aprendido lo que la vida te quiso enseñar y por la fuerza que reuniste para salir adelante (En el punto cuatro verás que toda esa experiencia te ayudará a actuar con mayor sabiduría). Solo recuerda que no puede quedar ni un pequeño porcentaje de rencor y que el perdón se debe otorgar al cien por ciento. En el tercer punto me refiero a la relación que llevas contigo mismo(a), a tu presente inmediato. Es relativamente común experimentar problemas para vivir en paz con uno mismo: aceptar nuestro físico, nuestro nivel de vida, nuestros hábitos, nuestra personalidad, etc. El simple hecho de pensar que fumar es malo y ser fumador, provoca que de forma inconsciente exista una discrepancia que no percibimos, pero créeme ese conflicto ¡Está ahí! y hace daño. Es un sentimiento similar al que se tiene cuando se discute con alguien a quien se le quiere mucho y sin querer herimos sus sentimientos. El peso, la apariencia, los malos hábitos, son verdaderas piedras en el zapato al andar en el camino de la vida. ¿Qué podemos hacer ante eso? ¡Aceptación! Ya vendrán los cambios; ya sucederán los "milagros" uno tras otro en tu vida. ¿Sientes remordimiento después de fumar? Hay dos opciones: a)deja de fumar o b)acèptate tal y como eres. La decisión está en tí. Vivir en conflicto con uno mismo genera remordimientos, auto-críticas muy severas e injustas y por supuesto causan auto rechazo. Modifica sólo aquello que deseas y puedas cambiar y acepta todo lo demás. Cuando algo ya no se pueda cambiar, aprende a amarlo: tu estatura, tu complexión, tu cabello, tus ojos. ¿Por qué...? ¡Porque tiene sentido!

4. ¿Eres un juez severo?

Los errores son parte del aprendizaje y son inherentes al ser humano, sin embargo existen personas que juzgan son errores propios y ajenos con una severidad inquebrantable. ¿Vale la pena? ¿En verdad fue tan grave? 
Hace unos días, en clase, mis alumnos y yo leímos un artículo sobre la conducta de los niños: la magia que ven en los pequeños acontecimientos de la vida, su naturalidad y su capacidad para ver la vida de forma simple. En contraste estabamos nosotros, los adultos, con nuestras exigencias y ritmos frenéticos y con una severidad inquebrantable. En el texto apareció un termino que nos llevo un poco de tiempo discutir: "la redimensión de las situaciones". Así que decidimos que pondríamos una escala del 1 al 100 en la que el uno era el nivel más bajo de enojo y severidad y el cien era el más alto, nadie podía pasar de cien, pero no se dijo nada más y después les pregunté sobre qué número asignaría cada uno de ellos a diferentes situaciones. En la primera situación, se trataba de que era el cumpleaños de ellos y ya tenían planeado y reservado todo un plan con su pareja, pero ésta llegaba una hora tarde a su cita. Mis alumnos respondieron desde diferentes perspectivas: para algunos esa situación ameritaba un enfado de 10/100, mientras que para otros se trataba de un 50/100, después de escuchar sus respuestas y anotarlas en el pizarrón, modifiqué la situación y no se trataba de un retraso de una, sino de dos horas y como era de esperarse, los alumnos modificaron sus cifras a cifras más elevadas (hasta llegar a 80/100. Luego de registrar esas respuestas, planteamos una nueva situación en la que su pareja les informaba que iría a tomar un café con su ex novio(a) por un par de horas. Los alumnos ya no podían superar los 100 puntos establecidos como límite, por lo que se vieron en la necesidad de "redimensionar" y reasignar un puntaje al primer caso (el del retraso el día del cumpleaños), pues se percataron de que habían sido muy severos, sin considerar que siempre podía haber casos más complicados. Finalmente unificamos los criterios y acordamos que el número 1 correspondía a una reacción de enfado, con una mueca un poco seria, pero que no alteraba la vida cotidiana, ni ameritaba siquiera un comentario y que el número 100 correspondía a una rabia sin precedentes, en la que se veían involucrados verdaderos actos de violencia física y verbal (¡Vamos... algo que verdaderamente ameritara el límite del número 100!). Luego de esta unificación de criterios, los alumnos volvieron a "redimensionar" y reasignar valores a cada situación. ¿Que te parece si asignas un criterio a cada valor del 1 al 100? Es de gran utilidad ¡Inténtalo! Y recuerda que el 100 es el límite; lo máximo que puede haber. Podría ser de gran utilidad para que ajustes las tuercas de ese juez tan severo que llevas dentro. 


Perdona aquí y ahora, mantén tu mente limpia y en armonía, haz las pases contigo mismo; con tu persona y emplea tu sabiduría para dar una nueva dimensión a tus emociones, a tu vida. Puedes empezar por ti mismo, de forma individual y poco a poco ayudar a otras personas y encontrar personas que te puedan ayudar a ti a llegar al siguiente nivel. Acaba con los candados mentales que bloquean el flujo de tu vida, que te roban la energía o la transforman en energía negativa y que solo provoca más de lo mismo. La economía y los gobiernos pueden cambiar y hay un sin fin de factores que intervienen en nuestras vidas y en nuestros planes y proyectos, pero cuando la mente encuentra las llaves adecuadas para sus candados, todo fluye y la magia se presenta en tu vida, ante tus propios ojos.