jueves, 29 de septiembre de 2016

¿PERSONAS A TU CARGO? ¡A LA GENTE NO LE IMPORTA CUÁNTO SABES, SINO...

A veces algunos reciben el cargo de "Jefe", pero todos terminan siguiendo al verdadero "lider" aunque no sea quien ostente el cargo oficial...





A menudo las personas que ocupan un cargo y que tienen personas subordinadas ya sean gerentes vendedores profesores etc. tienden a utilizar una forma de dominio que radica en el poder que ostentan. La relación entre el jefe y los subalternos se tora viciosa, pues quien està al frente utiliza el miedo y el condicionamiento del salario, una promoción o una calificación o algún otro factor como elemento de control. ¿Esto funciona? Pues la respuesta en un sentido estricto es que ¡Sí! pero no quiere decir que sea la mejor o la única manera de llevar la batuta de un equipo.





Algunos de estas figuras al frente de otras, llegan a considerar que su mayor mérito es la experiencia en su campo, quizá debido a su antigûedad, a su nivel académico o en palabras simples y llanas: ¡Porque saben más que el resto! Y así, basados en ese supuesto, su forma de dirigir y resolver los problemas dentro del equipo está fundamentado en ello, por lo que no pierden oportunidad para hacer gala de lo mucho que saben o de lo poco que saben los demás. Claro que es muy provechoso ser un experto en el campo, sin embargo no lo es todo; muchos jefes expertos ignoran las capacidades y el potencial de los subalternos, en tanto que otros caen en una especie de abuso y explotación del talento de otros. Con el paso del tiempo las personas pierden el interés en los objetivos e incluso pierden el miedo que al principio funcionaba para motivarlos y por si fuera poco, el ánimo del equipo se viene abajo. Ante ello, el jefe aumenta las dosis de estrés y quizá gana un poco más de tiempo, pero finalmente deja de funcionar. Si vamos más lejos, veremos que el equipo se sustituye y se renueva, por lo que el ciclo puede volver a comenzar por otro periodo limitado.





Lo anterior contiene varios factores que valdría la pena analizar, sin embargo hoy se tomará en cuenta uno en particular:


¡A las personas no les interesa cuánto sabes!


No importa si eres el profesor que domina el tema en clase, si eres el empleado más antiguo, si eres el jefe que ha resuelto más problemas. A las personas eso realmente no les interesa en lo absoluto.


Acaso cuando tienes un problema laboral, personal, económico, o de cualquier índole… y se te acerca alguien y te habla de lo bueno que es él, de lo bien que le va, de lo fácil que es para él resolver algo tan simple como lo tuyo y además te hace una historia detallada de por qué la humanidad es como es para que entiendas el por qué estás como estás… ¿Te hace sentir apoyado y seguro? ¡Lo dudo! E incluso puede resultar muy antipático, pues lo que menos necesitas cuando tienes un problema, es que alguien llegue a demostrar con bombo y platillo que a)Sabe más que tú, b)Estás realmente en el hoyo y c)narrarte los datos históricos que llevaron a la humanidad a tu muy particular situación actual (-”Es que desde los egipcios…”).





Sin embargo hay otros líderes que no hacen aspavientos respecto a sus conocimientos; de los que pasan años y después te enteras que han hecho grandes cosas profesionales y personales (miembros de una banda musical, altruistas en alguna institución, deportistas disciplinados, políglotas y demás virtudes) y que ante un problema de alguno de los miembros de equipo demuestran confianza en ellos y ya sea que deban finalmente intervenir o no en la solución, se mantienen con una actitud amable y modesta.


Para resumirlo en una frase:


¡A LA GENTE NO LE IMPORTA CUÁNTO SABES, SINO CUÁNTO TE PREOCUPAS POR ELLOS!




Si tuvieras un problema se te podría acercar alguien que no va a desaprovechar la oportunidad para hacer gala de cuánto sabe y de lo inteligente que es, pero también podría aproximarse alguien que demuestra un verdadero interés en tí, en lo que te sucede y actuar en forma propositiva. Los líderes que conocen y viven este concepto llegan tener un impacto significativo en las personas con las que trabajan. A veces hay un jefe, pero otro de los compañeros es al que todo el mundo va a buscar cuando se presenta un problema, porque siempre tiene un gesto amable, independientemente de si logra o no resolver el problema. A veces has sido nombrado como el responsable en jefe, sin embargo las personas no se aproximan a ti como lo hacen con otro de tus compañeros. Esa persona demuestra que se preocupa por los demás y eso a la gente la hace sentir bien, segura y es normal que vean a un líder en esa persona.


Demostrar interés en las personas no es una técnica que se aprende y se ejecuta, sino una forma de ser que se extiende dentro y fuera del trabajo; tener un interés verdadero en los demás no se termina cuando los alumnos salen del aula o cuando el horario de trabajo ha terminado y tampoco se limita a dar o no solución a un problema: a veces aunque la situación no se resuelva el hecho de haber abandonado por un momento lo que estabas haciendo y dedicar tiempo exclusivamente a escuchar (con todos tus sentidos) e intentar ayudar es más que suficiente para generar confianza en las personas que conviven con nosotros.





Puedes comenzar a intentarlo ya; la mejor manera es la forma natural, sin forzar nada, hasta que poco a poco se convierta en un hábito. Alguna vez leí que los líderes religiosos son un buen ejemplo de esto, pues a diferencia de un jefe que puede mantener un grupo unido y trabajando por medio de condicionar salarios o la permanencia en el empleo, o un profesor que condiciona a los alumnos con la obtención de una buena calificación, un líder religioso no tiene nada con que “atar” a los cientos o miles de fieles que se congregan en sus recintos salvo su interés en la gente.





Dentro y fuera del trabajo; en el ámbito personal, afectivo, familiar y en todos lados, recuerda que a la gente no le importa cuánto sabes, cuán grandioso eres, cuánto tienes... sino ¡Cuánto te preocupas por ellos!



Al Jaguar




Lee también...

UNA SIMPLE Y EFECTIVA TÉCNICA PARA COMUNICARSE MEJOR CON OTROS

 Al principio yo no encontraba nada especial en una estrategia como esta. Yo habría apostado primero a aquellas estrategias del párrafo anterior, pero con el paso del tiempo he descubierto un efecto interesante en el hecho de evitar .. (Leer más)

 


¿USTED QUIERE SER FELIZ? ¡ENTONCES ENCUENTRE UN AMANTE!

 Luego de haberla escuchado, el Dr. tomó un breve instante para reflexionar sobre aquello que su paciente le había dicho y finalmente le dijo: -"¡Usted debe conseguir un amante!".
Cuando la paciente escuchó semejante consejo, se levantó de su lugar sin decir una palabra... (Leer más)
 




¿POR QUÉ NO SABEMOS TOMAR DECISIONES?

Y si lo ponemos desde otra perspectiva podremos observarlo de la siguiente manera: un año tiene 365 días, por lo que en la vida de un niño de cinco años hay 1,825 días en los que ha sido expuesto a un bloqueo y una imposición de decisiones una y otra vez... (Leer más)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comparte este artículo en tus redes sociales.
Puedes suscribirte a este a Live Jaguar y recibir los artículos nuevos en tu correo electrónico.
Tus comentarios son de suma importancia y de gran ayuda para este sitio.