domingo, 16 de octubre de 2016

REGÁLATE AHORITA UN CAMBIO DEFINITIVO Y PODEROSO DESDE EL INTERIOR

Ya no tienes por qué pasar un minuto más sintiéndote de esa manera...




Más personas de las que pensabas se encuentran en una situación interior que no les permite fluir con alegría y plenitud. Ahora no estamos hablando de dinero, ni de éxito, pues incluso si se trata de personas exitosas y económicamente desahogadas, están experimentando una sensación interior que no favorece el bienestar y la plenitud.


Cada una de esas personas podría narrarnos las cosas que lo aquejan y las razones serían tan variadas que podríamos no concluir jamás pero el común denominador de todos los que experimentan esa sensación es la tristeza y el vacío interior.
Definitivamente no es algo que se llene con dinero ni con prestigio y quizà existan cosas que pueden proporcionar un remedio temporal, mas no una solución definitiva a esta sensación.


Si ahora te encuentras en una situación similar y a pesar de que tienes todo e incluso más de lo que realmente necesitas, me gustaría compartir contigo lo siguiente:


Se trata de un malestar interior y creo que es el tipo de malestares que ameritan un trato especial. A veces somos atacados por factores externos, pero si nos sentimos bien por dentro, encontramos la fuerza y los medios necesarios para mantenernos de pie, pero cuando nos sentimos mal desde el interior, la solución requiere de un trabajo diferente y que te invito a iniciar ahora.


Para poder corregir los males internos hay que trabajar justamente desde el interior. Yo no tengo acceso a esa parte de ti, sin embargo tú definitivamente lo tienes. La sensación de ansiedad puede desaparecer y la solución podría estar más al alcance de tu mano de lo que imaginas y podría ser tan simple que parece difícil de creer. A mi me ha funcionado.




Comenzar por agradecer todo aquello que la vida ha dado. No sé cuántos de nosotros somos religiosos, pero creo que todos deberíamos tener algo de espirituales. Agradecer es reconocer que no nos encontramos de forma solitaria e independiente y también es reconocer que podemos generar bienestar a otros que interactúan con nosotros. Dar las gracias, porque lo que nos aqueja no es más grave de lo que ya es. Cambiar la sensación de ansiedad por la sensación de gratitud ya es un gran paso. La gratitud nace desde dentro y se manifiesta en el exterior y hay que recordar que cuando se trata de un malestar interno, la solución también se encuentra dentro. Agradece a Dios, a la Vida o al Universo; el nombre no es importante en este momento, pero la sensación de gratitud . Si te es posible en este mismo momento, da las gracias en voz alta. Las cosas no son tan importantes como las sentimos y son muy poquitas las cosas que realmente dependen de ti. Lo cierto es que es la vida la que posee una fuerza descomunal y es buena alternativa aprender a confiar en ella. Tal vez a ti también te ha ocurrido algo que en un principio parecía “malo” y terminó siendo algo que te favoreció mucho más. Seguramente eso te ha ocurrido con todo y finalmente terminas despertando esa habilidad para hacer de eso un instrumento para obtener algo aún mejor. En realidad nada es tan, tan importante, pero quizá lo has olvidado y estás demasiado concentrado en ello y ahora parece algo enorme y sin salida. Agradece nuevamente porque sabes que sabrás utilizarlo para bien. Agradecer ya es un cambio en tu interior y transforma la ansiedad por una sensación positiva. Nada tiene que cambiar afuera, sino tu emoción desde adentro. Recuerda que nada es realmente tan importante. La vida, Dios, el Universo o como quieras llamarle, ya conocen tus pensamientos del día de mañana incluso antes que tu mismo. El tiempo nos da sabiduría, pero el paso del tiempo también nos mata. El único que ha acumulado todo el conocimiento desde el principio del tiempo es el Universo y es tan sabio como los millones y millones de años que lleva existiendo. Nosotros los humanos sólo vivimos algunos años y ni siquiera hemos completado todos los que nos quedan de vida. Confía en el verdadero sabio. Ese sabio ya conoce de antemano todo lo que va a ocurrir, porque ha vivido millones de años y hoy es el producto cada vez más refinado de esos millones de años de sabiduría incluso desde antes que el hombre llegara al pequeño fragmento al que llamamos Tierra. Eres sólo un joven niño en comparación con los años que ha vivido él. Recuerda que no naciste con el sentimiento que hoy te aqueja. Cuando eras niño(a) estabas perfectamente bien, feliz, limpio(a) de todos esos pesares que hoy decides cargar a cuestas y que es posible volver al estado de alegría y felicidad. Agradece y sientete libre. Libérate de tus pensamientos y de la idea de que tu puedes cambiar las cosas del universo. No cargues esas ideas sobre tus hombros y tu mente. La mayoría de los problemas que tenemos no son reales; sólo están en nuestra imaginación, pero la mente no distingue lo que es real y lo que no y el cuerpo se llena de ansiedad y de tristeza por cosas que no están ocurriendo y que sólo tenemos miedo de que ocurran, o bien por cosas que ya ocurrieron y ahora sólo es el recuerdo el que tiene tan nervioso al cuerpo. Hoy no vamos a cambiar al mundo y sus problemas. El mundo va a seguir igual, pero somos nosotros los que vamos a transformarnos por dentro. Hay éxito y hay frutos, pero esas cosas externas no nos proporcionan alivio real y duradero. Ese vacío sólo se llena con alegría y la alegría nace del agradecimiento y de la comprensión de que nada es tan importante y que debemos aceptar que es más sabio el Universo, pues pocas cosas son las que dependen realmente de nosotros (como la alegría que hoy estamos recuperando). Buscamos cosas para recuperar la alegría y llenar el vacío, pero la falta de alegría se llena justamente con eso: ¡Con alegría! Si puedes agradecer en voz alta, podrás sonreír de verdad y ahora mismo y ¡Ya estarías poniendo alegria en el lugar que pertenece!. Ten confianza en la vida, porque nunca has estado desamparado y la vida te ha demostrado que siempre llega una solución a tiempo. De no ser así ya estaríamos muertos. Confía plenamente, pero no dejes que haya ni un gramo de duda, porque no hay medias tintas para esto y debe ser absoluto. Es por ello que se debe comenzar por el agradecimiento. Agradece incluso por aquello que llamas “malo”, porque sabes que es un instrumento para enseñarte algo importante en la vida y que una vez que lo aprendas te situarás en un lugar mejor. En tanto no lo aprendas no podrás superarlo, pues la lección es obligatoria y quizá no es ahora, sino más adelante y en otra situación nueva que se va a presentar, pero de que vas a aprender, vas a aprender la lección tarde o temprano en tu vida o en otras vidas. Es mejor aprenderlo de una vez. No puede haber alegría en un corazón que no está limpio, por lo que hay que agradecer para comenzar a limpiarlo. Todo es para bien aunque nuestra mente limitada no alcance a comprenderlo, aunque parezca que es el fin del mundo cual sea el problema que hoy te aqueja. Todo es para bien y no está sujeto a que lo creas o no. Todo es para bien y no debes esforzarte en entenderlo. Entender a una persona es ser como èl… entender a un amigo, a un colega, entender a alguien es poder ser como èl. No podemos entender a Dios, a la Vida o al Universo, porque en ese momento seríamos como él y como verás, en nuestros cortos años no se puede, así que no te preocupes, no tienes que entenderlo. Agradece y confía, porque aunque no lo entiendas todo es para bien y hay una lección que debes aprender. Apréndela ahora mismo, para que no se repita de una u otra forma. La lección es obligatoria.


¡Si cambias tus sentimientos de ansiedad, por sentimientos de gratitud significa que vas por el camino correcto…!


Al Jaguar


Ayuda a que esta publicación sea leida por personas a las que podría ayudar. Muchas gracias por compartir.

Suscríbete a este blog

Lee también:





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comparte este artículo en tus redes sociales.
Puedes suscribirte a este a Live Jaguar y recibir los artículos nuevos en tu correo electrónico.
Tus comentarios son de suma importancia y de gran ayuda para este sitio.