Mostrando las entradas con la etiqueta GIMNASIO MENTAL. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta GIMNASIO MENTAL. Mostrar todas las entradas

lunes, 29 de mayo de 2017


¿Cómo dormir bien y despertar con Energía?




Busca el lugar más cómodo (donde puedas dormir) y usa tus audífonos para seguir la meditación guiada que contiene un ejercicio de relajación completo y una meditación para programar al cuerpo para el descanso e iniciar el día lleno de energía).

Para comenzar la meditación, conecta tus audífonos a tu dispositivo, ponte cómodo(a) y comienza dando play al siguiente link:



El ritmo de vida con el que se vive hoy en día provoca una condición que sufrimos millones de personas en todo el mundo: el insomnio que se produce por la sobrecarga de trabajo y el estrés y al mismo tiempo el poco descanso que se genera incluso si logramos conciliar el sueño. Las redes sociales no contribuyen a nuestro descanso, sino por el contrario, al pasar tiempo en ellas, parece que una hora se pasa en un minuto, pero sólo tomamos tiempo de nuestro descanso y nuestra mente se acelera de tal forma que nos cuesta aún más trabajo dormir, provocando un círculo vicioso que se repite cada noche. El verdadero problema se presenta al día siguiente, cuando nos debemos levantar temprano y no hemos descansado lo suficiente. Es en ese momento cuando nos prometemos que no lo volveremos a hacer, pero cuando llega la noche volvemos a repetir esta conducta que a la larga nos puede provocar no sólo daños a la salud, sino consecuencias negativas en nuestra vida cotidiana.

Un buen descanso puede cambiar nuestro día y con ello mejorar nuestras relaciones interpersonales en casa y en los diferentes ámbitos en que nos desarrollamos, puede mejorar nuestro rendimiento y desempeño en la escuela, en el trabajo o en cualquier ámbito de nuestra vida.


Descansar no solamente involucra el cuerpo, sino también a la mente. A menudo nuestros pensamientos continúan trabajando de forma acelerada incluso a altas horas de la noche. Hay ocasiones en las que también nuestros sueños se ven afectados y con ello nuestro descanso.

Por si fuera poco, despertarse, para muchos, significa un reto a superar cada día, pues dormir y descansar no están directamente relacionados como se podría pensar a simple vista. El estrés puede interferir en nuestro descanso aún durante las horas de sueño. Dormir ocho o mas horas y despertar igual o incluso mas cansado, es un padecimiento que muchas personas viven a diario de forma silenciosa.

A continuación te recomendamos un material que contiene una meditación guiada para dormir bien y despertar con energía. La meditación nos ayuda a poner la mente en calma y cuando no tenemos el hábito de meditar, siempre es de gran ayuda hacerlo a través de una gula. Estar en paz y relajados antes de dormir es el primer paso para experimentar un verdadero descanso.

La recomendación es ponerse cómodo(a), encontrar nuestro lugar ideal (de preferencia la cama) y escuchar el siguiente material antes de dormir y sin interrupciones. Por supuesto que el uso de audífonos puede incrementar la sensación de descanso.

Disfruta de esta recomendación y que experimentes un sueño profundo, reparador y que despiertes con vitalidad y energía.


Comparte esta publicación con otras personas que están atrapadas en el círculo vicioso del insomnio y el desvelo...




martes, 8 de noviembre de 2016

ADQUIERE FORTALEZA MENTAL Y MEJOR CONCENTRACIÓN (INCLUYE PODCAST)


CONCENTRACIÓN,

FORTALEZA MENTAL Y PROGRAMACIÓN POSITIVA




Se dice que con el paso de las generaciones se han modificado nuestras habilidades personales y mentales. Los Baby Boomers, las personas de dos generaciones antes a los llamados Millennials, tienen una mayor capacidad para relacionarse con otras personas en tanto que hoy la nueva generación manifiesta sentirse más cómoda interactuando con otros en las redes sociales. En algunas capacidades cognitivas también se han suscitado modificaciones importantes; se dice que hoy en día los jòvenes difícilmente mantienen enfocada su atención en algo por más de veinte minutos.
Ante tal condición, y sin importar realmente a que generación pertenezcamos, aquellas personas que experimentan una tendencia a distraerse con facilidad, pueden encontrar mayores dificultades para llevar a cabo diferentes actividades en su vida cotidiana. Ya no hablemos del cumplimiento de los proyectos y metas personales, sino de las actividades cotidianas dentro del día a día.
Para contrarrestar los efectos y no sólo mantener, sino además mejorar nuestra capacidad de concentración es recomendable practicar ejercicios mentales con regularidad, así mejoraremos y mantendremos lúcidas nuestras capacidades mentales por mucho más tiempo.

A continuación encontrarás un ejercicio de gran utilidad para mejorar la capacidad de concentración y adquirir fortaleza mental.

IMPORTANTE: Puedes hacer el ejercicio escuchando el podcast o bien mediante la lectura de esta entrada.
ES UN EJERCICIO MENTAL Y NO DEBES TENER LOS INSTRUMENTOS QUE SE MENCIONAN, SINO IMAGINARLOS DE FORMA DETALLADA, REALISTA Y MINUCIOSA SIN PERDER LA CONCENTRACIÓN. AHÍ ES DONDE RADICA LA EFECTIVIDAD DEL EJERCICIO.


INDICACIONES:


Antes de comenzar con el ejercicio es recomendable leer todo el texto, ya que al comenzar es importante tener los ojos cerrados, además de requerimentos sencillos, pero específicos para la actividad.

1. Practica este ejercicio cuando tengas suficiente tiempo disponible /por lo menos 25 o 30 min), ya sea muy temprano antes de comenzar tu día, en tus ratos libres o antes de irte a dormir).

2. Cierra los ojos e imagina una habitación; puede ser la que tu quieras, preferentemente libre de distractores.

3. Imagina que en esa habitación te encuentras de pié y frente a ti hay un rotafolios o un pizarrón con un plumón de color azul (rotulador) y un borrador.

4. Imagina que estás parado justo enfrente del rotafolio o pizarrón, listo para escribir. Te recomiendo que te imagines a tí mismo en primera persona, de tal modo que tu visión esté concentrada únicamente en el plumón azul (rotulador), el borrador y el rotafolio ó pizarrón que ahora están frente a ti.

5. Imagina con el mayor realismo cada una de las sensaciones: la temperatura que deseas percibir en la habitación, la sensación de madera con la que está hecho el borrador, la forma, tamaño y peso del rotulador color azul y la forma rectangular del pizarrón blanco que se encuentra justo frente a ti.

6. Aunque parece muy sencillo, al principio puede resultar difícil llegar hasta el final. Llega hasta donde puedas y verás que con la práctica podrás seguirlo hasta el final.

7. Es recomendable estar relajado(a) para llevar a cabo el ejercicio con mayor eficacia.

8. En caso de escuchar el ejercicio vía podcast, se recomienda el uso de audífonos (cascos) para mejorar la experiencia.


ESCUCHA EL PODCAST O CONTINÚA CON EL EJERCICIO DE FORTALECIMIENTO MENTAL MEDIANTE LA LECTURA

OPRIME PLAY PARA ESCUCHAR. No será necesario salir de esta página ni accesar a otros sitios; es posible minimizar el explorador sin interrumpir el audio:






Comenzamos:














Recrea mentalmente la imagen dinámica descrita a continuación:

Imagina que estás parado justo enfrente del rotafolio o pizarrón, listo para escribir
Tomo el plumón y con mi otra mano retiro la tapa; puedes dejarla al pié del pizarrón o bien ponerla en la parte superior del plumón, ahora extiendo mi mano para dibujar al centro un circulo grande, en el que escribo lo siguiente: “Cumplo mis metas con éxito” (tu puedes elegir lo que deseas escribir, por ejemplo “Soy una persona exitosa”/”Vivo en plenitud”/”Me amo y me apruebo”, etc. La elección es tuya. Imagina con el mayor realismo cada una de las sensaciones: la temperatura que deseas percibir en la habitación, la sensación de madera con la que está hecho el borrador, la forma, tamaño y peso del rotulador color azul y la forma rectangular del pizarrón blanco que se encuentra justo frente a ti.

Extiendo mi mano con el plumón azul, con toda la calma que deseo tomar y dentro del círculo escribo letra por letra, “Tu frase”. Siento mi mano al escribir cada letra hasta completar la frase (Toma el tiempo que requieras). Leo la frase escrita palabra por palabra y en la parte superior derecha (o izquierda si eres zurdo(a), escribo el número “10”, número por número. Al escribir el número, dejo el plumón y tomo el borrador; siento la madera del borrador y con mi mano lo acerco al pizarron y comienzo a borrar el círculo azul y también borro la frase, y dejo escrito el número 10.
Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase”la frase que has elegido” (toma el tiempo que necesites cada vez). Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “9”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito.
Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase”la frase que has elegido” (toma el tiempo que necesites cada vez). Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “8”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito.



Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase ”la frase que has elegido” (toma el tiempo que necesites cada vez). Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “7”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito.
Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase ”la frase que has elegido” (toma el tiempo que necesites cada vez). Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “6”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito.
Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase ”la frase que has elegido” (toma el tiempo que necesites cada vez). Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “5”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito “10, 9, 8, 7, 6, 5”.
Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase ”la frase que has elegido”. Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “4”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito
Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase ”la frase que has elegido”. Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “3”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito
Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase ”la frase que has elegido”. Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “2”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito
Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase ”la frase que has elegido”. Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “1”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito
Dejo el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón azul y dibujo un círculo grande, luego, dentro del círculo escribo nuevamente y letra por letra la frase ”la frase que has elegido”. Al concluir leo la frase palabra por palabra y en la parte superior escribo el número “0”. Después dejo el plumón en su sitio y tomo el borrador con la mano, extiendo mi mano hacia el pizarrón y comienzo a borrar el círculo y la frase hasta que sólo quedan a un costado de la parte superior los números que he escrito “10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, 0”

Coloco el borrador en su sitio y tomo de nuevo el plumón; tomo la tapa y la coloco nuevamente en su lugar correcto y finalmente dejo el plumón en su sitio junto al borrador.

Para concluir:
Me alejo lentamente del pizarrón hasta que este desaparece y comienzo nuevamente a escuchar los sonidos del lugar donde me encuentro, a recordar los objetos que están a mi alrededor. He concluido con éxito el ejercicio del día de hoy y estoy listo(a) para incorporarme nuevamente a mis actividades cotidianas (también es recomendable emplear el ejercicio antes de ir a dormir).


Listo, has concluido el ejercicio del día de hoy. Repitelo a menudo, pero no lo hagas más de una vez al día.
Comparte este ejercicio con tus conocidos y familiares con quienes quieras compartir este conocimiento.


Al Jagua