Mostrando las entradas con la etiqueta LABORATORIO EMOCIONAL. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta LABORATORIO EMOCIONAL. Mostrar todas las entradas

domingo, 16 de octubre de 2016

REGÁLATE AHORITA UN CAMBIO DEFINITIVO Y PODEROSO DESDE EL INTERIOR

Ya no tienes por qué pasar un minuto más sintiéndote de esa manera...




Más personas de las que pensabas se encuentran en una situación interior que no les permite fluir con alegría y plenitud. Ahora no estamos hablando de dinero, ni de éxito, pues incluso si se trata de personas exitosas y económicamente desahogadas, están experimentando una sensación interior que no favorece el bienestar y la plenitud.


Cada una de esas personas podría narrarnos las cosas que lo aquejan y las razones serían tan variadas que podríamos no concluir jamás pero el común denominador de todos los que experimentan esa sensación es la tristeza y el vacío interior.
Definitivamente no es algo que se llene con dinero ni con prestigio y quizà existan cosas que pueden proporcionar un remedio temporal, mas no una solución definitiva a esta sensación.


Si ahora te encuentras en una situación similar y a pesar de que tienes todo e incluso más de lo que realmente necesitas, me gustaría compartir contigo lo siguiente:


Se trata de un malestar interior y creo que es el tipo de malestares que ameritan un trato especial. A veces somos atacados por factores externos, pero si nos sentimos bien por dentro, encontramos la fuerza y los medios necesarios para mantenernos de pie, pero cuando nos sentimos mal desde el interior, la solución requiere de un trabajo diferente y que te invito a iniciar ahora.


Para poder corregir los males internos hay que trabajar justamente desde el interior. Yo no tengo acceso a esa parte de ti, sin embargo tú definitivamente lo tienes. La sensación de ansiedad puede desaparecer y la solución podría estar más al alcance de tu mano de lo que imaginas y podría ser tan simple que parece difícil de creer. A mi me ha funcionado.




Comenzar por agradecer todo aquello que la vida ha dado. No sé cuántos de nosotros somos religiosos, pero creo que todos deberíamos tener algo de espirituales. Agradecer es reconocer que no nos encontramos de forma solitaria e independiente y también es reconocer que podemos generar bienestar a otros que interactúan con nosotros. Dar las gracias, porque lo que nos aqueja no es más grave de lo que ya es. Cambiar la sensación de ansiedad por la sensación de gratitud ya es un gran paso. La gratitud nace desde dentro y se manifiesta en el exterior y hay que recordar que cuando se trata de un malestar interno, la solución también se encuentra dentro. Agradece a Dios, a la Vida o al Universo; el nombre no es importante en este momento, pero la sensación de gratitud . Si te es posible en este mismo momento, da las gracias en voz alta. Las cosas no son tan importantes como las sentimos y son muy poquitas las cosas que realmente dependen de ti. Lo cierto es que es la vida la que posee una fuerza descomunal y es buena alternativa aprender a confiar en ella. Tal vez a ti también te ha ocurrido algo que en un principio parecía “malo” y terminó siendo algo que te favoreció mucho más. Seguramente eso te ha ocurrido con todo y finalmente terminas despertando esa habilidad para hacer de eso un instrumento para obtener algo aún mejor. En realidad nada es tan, tan importante, pero quizá lo has olvidado y estás demasiado concentrado en ello y ahora parece algo enorme y sin salida. Agradece nuevamente porque sabes que sabrás utilizarlo para bien. Agradecer ya es un cambio en tu interior y transforma la ansiedad por una sensación positiva. Nada tiene que cambiar afuera, sino tu emoción desde adentro. Recuerda que nada es realmente tan importante. La vida, Dios, el Universo o como quieras llamarle, ya conocen tus pensamientos del día de mañana incluso antes que tu mismo. El tiempo nos da sabiduría, pero el paso del tiempo también nos mata. El único que ha acumulado todo el conocimiento desde el principio del tiempo es el Universo y es tan sabio como los millones y millones de años que lleva existiendo. Nosotros los humanos sólo vivimos algunos años y ni siquiera hemos completado todos los que nos quedan de vida. Confía en el verdadero sabio. Ese sabio ya conoce de antemano todo lo que va a ocurrir, porque ha vivido millones de años y hoy es el producto cada vez más refinado de esos millones de años de sabiduría incluso desde antes que el hombre llegara al pequeño fragmento al que llamamos Tierra. Eres sólo un joven niño en comparación con los años que ha vivido él. Recuerda que no naciste con el sentimiento que hoy te aqueja. Cuando eras niño(a) estabas perfectamente bien, feliz, limpio(a) de todos esos pesares que hoy decides cargar a cuestas y que es posible volver al estado de alegría y felicidad. Agradece y sientete libre. Libérate de tus pensamientos y de la idea de que tu puedes cambiar las cosas del universo. No cargues esas ideas sobre tus hombros y tu mente. La mayoría de los problemas que tenemos no son reales; sólo están en nuestra imaginación, pero la mente no distingue lo que es real y lo que no y el cuerpo se llena de ansiedad y de tristeza por cosas que no están ocurriendo y que sólo tenemos miedo de que ocurran, o bien por cosas que ya ocurrieron y ahora sólo es el recuerdo el que tiene tan nervioso al cuerpo. Hoy no vamos a cambiar al mundo y sus problemas. El mundo va a seguir igual, pero somos nosotros los que vamos a transformarnos por dentro. Hay éxito y hay frutos, pero esas cosas externas no nos proporcionan alivio real y duradero. Ese vacío sólo se llena con alegría y la alegría nace del agradecimiento y de la comprensión de que nada es tan importante y que debemos aceptar que es más sabio el Universo, pues pocas cosas son las que dependen realmente de nosotros (como la alegría que hoy estamos recuperando). Buscamos cosas para recuperar la alegría y llenar el vacío, pero la falta de alegría se llena justamente con eso: ¡Con alegría! Si puedes agradecer en voz alta, podrás sonreír de verdad y ahora mismo y ¡Ya estarías poniendo alegria en el lugar que pertenece!. Ten confianza en la vida, porque nunca has estado desamparado y la vida te ha demostrado que siempre llega una solución a tiempo. De no ser así ya estaríamos muertos. Confía plenamente, pero no dejes que haya ni un gramo de duda, porque no hay medias tintas para esto y debe ser absoluto. Es por ello que se debe comenzar por el agradecimiento. Agradece incluso por aquello que llamas “malo”, porque sabes que es un instrumento para enseñarte algo importante en la vida y que una vez que lo aprendas te situarás en un lugar mejor. En tanto no lo aprendas no podrás superarlo, pues la lección es obligatoria y quizá no es ahora, sino más adelante y en otra situación nueva que se va a presentar, pero de que vas a aprender, vas a aprender la lección tarde o temprano en tu vida o en otras vidas. Es mejor aprenderlo de una vez. No puede haber alegría en un corazón que no está limpio, por lo que hay que agradecer para comenzar a limpiarlo. Todo es para bien aunque nuestra mente limitada no alcance a comprenderlo, aunque parezca que es el fin del mundo cual sea el problema que hoy te aqueja. Todo es para bien y no está sujeto a que lo creas o no. Todo es para bien y no debes esforzarte en entenderlo. Entender a una persona es ser como èl… entender a un amigo, a un colega, entender a alguien es poder ser como èl. No podemos entender a Dios, a la Vida o al Universo, porque en ese momento seríamos como él y como verás, en nuestros cortos años no se puede, así que no te preocupes, no tienes que entenderlo. Agradece y confía, porque aunque no lo entiendas todo es para bien y hay una lección que debes aprender. Apréndela ahora mismo, para que no se repita de una u otra forma. La lección es obligatoria.


¡Si cambias tus sentimientos de ansiedad, por sentimientos de gratitud significa que vas por el camino correcto…!


Al Jaguar


Ayuda a que esta publicación sea leida por personas a las que podría ayudar. Muchas gracias por compartir.

Suscríbete a este blog

Lee también:





martes, 23 de agosto de 2016

¿QUÉ ESTÁ BLOQUEANDO TUS PROYECTOS?

¿Qué está bloqueando tus proyectos?

A veces no es culpa de la economía ni de los malos gobiernos. Descubre cuál podría ser la verdadera causa del bloqueo por el que estás atravesando.



Tienes proyectos en mente y sabes que son prometedores. Has investigado sobre el campo en el que deseas emprender o desarrollar tus proyectos e incluso te has acercado a las personas correctas. Ya casi todo está listo para comenzar, pero han pasado varios días o semanas e incluso meses (y años), pero aún no has logrado materializar tus ideas y tus proyectos.


Lo que estás viviendo le ocurre a miles de personas y si conoces a algunas de ellas reconocerás que muchas piensan que hace falta tiempo o capital para poder comenzar otros argumentan que hay que esperar a que las cosas mejoren con el cambio del gobierno, o simplemente esperar tiempos mejores.

Todos esos factores son importantes y podemos agregar muchos más, sin embargo también vale la pena revisar otros aspectos que intervienen en nuestro camino a emprender nuestros proyectos y que tienen que ver con nosotros mismos. En otro artículo ya he hablado sobre la importancia y efecto que tiene el saber tomar decisiones en nuestra vida y las causas que inhiben esa habilidad en nosotros, pero ahora vamos a hablar sobre otros relevantes que simplemente nos mantienen bloqueados y atados a la pasividad.

Tener un proyecto en mente todo el día y desde hace tiempo y sentirte motivado(a) a llevarlo a cabo platicar con otras personas que también están interesadas y que te apoyan; investigar para conocer todo al respecto. Prácticamente lo único que hace falta es poner manos a la obra, sin embargo nada pasa y simplemente no sabes por qué y te invade una sensación de agobio. Quizá lo anterior te parece familiar. Revisemos punto por punto y descubramos qué podría estar bloqueando tu energía, tu capacidad de decisión y tu poder para materializar tus proyectos:

1. ¿Guardas rencor y no has podido perdonar?


Albergar sentimientos de rencor no es lo más alentador para el alma o la mente. Parece mentira que un hecho que ocurrió hace tiempo pueda seguir afectando tu presente y además afectar áreas de tu vida que a simple vista parecen no estar relacionadas con esa persona o situación que no has "podido"/"querido" superar. Perdona a todas las personas y situaciones que han ocurrido en tu vida; ni siquiera es necesario volver a verlos, solo hace falta volver a asignar una nueva dimensión a cada cosa y a cada persona, respirar profundo, pensar en la lección que puede rescatarse de cada acontecimiento, decir en voz alta y desde tu más profunda sinceridad ·Perdono a ___ por haber ____ a partir de este momento" y luego dejar marchar los sentimientos negativos y desbloquear la mente y la energía. Es impresionante ser testigo de cómo tu vida vuelve a fluir ante tus propios ojos. No lo hagas ahora, sino cuando de verdad hayas meditado y cuando esas palabras cobren para tí un verdadero sentido, pero te recomiendo que no dejes pasar muchos años de tu vida para hacerlo. 

2. ¿Tienes ideas limitativas o incapacitantes?


En la mente llevamos ideas que nos acompañan todo el día y toda la vida y muchas veces se trata de pensamientos y creencias que se han acumulado con el paso del tiempo. Existe la posibilidad de detectarlas y traerlas a la conciencia y poco a poco poder modificarlas. Algunas personas, sin darse cuenta, tienen el presentimiento de que "algo va a salir mal" cuando manejan, cuando cruzan la calle o cuando intentan algo como conocer a alguien que les atrae o para llevar a cabo algún trámite, etc. Yo lo llamaría "El efecto cáscara de banana", porque me acuerdo de un chiste en el que había una persona tan negativa y tan tonta que cuando iba caminando por la calle y a diez metros vió una cáscara de banana, exclamó: "¡Joder... que me voy a caer otra vez!". Prácticamente podría tratarse de cualquier escenario de la vida. Si te encuentras entre esas personas, la sugerencia es estar más atentos a los pensamientos que cruzan por la cabeza a lo largo del día. Una dieta mental y trabajo especial con tu mente ayudaría mucho. En esta ocasión no se trata de ninguna "ley de la atracción", sino de pensamientos que generan angustia y preocupación por muchas horas, muchos días o muchos años en la vida de una persona. Te recomiendo que al principio trabajes tu solo(a) y empieces a monitorear tus pensamientos y que paulatinamente los vayas cancelando, replanteando y sustituyendo por pensamientos que te hagan sentir afortunado feliz y confiado, posteriormente puedes recurrir a otros recursos que pueden llevarte al siguiente nivel. 

3.¿Te sientes en paz contigo mismo(a)?


En el punto uno hablé sobre el rencor y el perdón hacia los demás y hacia los acontecimientos por los que has atravesado. Siento mucho que hayas pasado por todo eso y que hayas encontrado personas que te han herido, pero ya vas a trabajar en eso y permíteme también felicitarte por haber aprendido lo que la vida te quiso enseñar y por la fuerza que reuniste para salir adelante (En el punto cuatro verás que toda esa experiencia te ayudará a actuar con mayor sabiduría). Solo recuerda que no puede quedar ni un pequeño porcentaje de rencor y que el perdón se debe otorgar al cien por ciento. En el tercer punto me refiero a la relación que llevas contigo mismo(a), a tu presente inmediato. Es relativamente común experimentar problemas para vivir en paz con uno mismo: aceptar nuestro físico, nuestro nivel de vida, nuestros hábitos, nuestra personalidad, etc. El simple hecho de pensar que fumar es malo y ser fumador, provoca que de forma inconsciente exista una discrepancia que no percibimos, pero créeme ese conflicto ¡Está ahí! y hace daño. Es un sentimiento similar al que se tiene cuando se discute con alguien a quien se le quiere mucho y sin querer herimos sus sentimientos. El peso, la apariencia, los malos hábitos, son verdaderas piedras en el zapato al andar en el camino de la vida. ¿Qué podemos hacer ante eso? ¡Aceptación! Ya vendrán los cambios; ya sucederán los "milagros" uno tras otro en tu vida. ¿Sientes remordimiento después de fumar? Hay dos opciones: a)deja de fumar o b)acèptate tal y como eres. La decisión está en tí. Vivir en conflicto con uno mismo genera remordimientos, auto-críticas muy severas e injustas y por supuesto causan auto rechazo. Modifica sólo aquello que deseas y puedas cambiar y acepta todo lo demás. Cuando algo ya no se pueda cambiar, aprende a amarlo: tu estatura, tu complexión, tu cabello, tus ojos. ¿Por qué...? ¡Porque tiene sentido!

4. ¿Eres un juez severo?

Los errores son parte del aprendizaje y son inherentes al ser humano, sin embargo existen personas que juzgan son errores propios y ajenos con una severidad inquebrantable. ¿Vale la pena? ¿En verdad fue tan grave? 
Hace unos días, en clase, mis alumnos y yo leímos un artículo sobre la conducta de los niños: la magia que ven en los pequeños acontecimientos de la vida, su naturalidad y su capacidad para ver la vida de forma simple. En contraste estabamos nosotros, los adultos, con nuestras exigencias y ritmos frenéticos y con una severidad inquebrantable. En el texto apareció un termino que nos llevo un poco de tiempo discutir: "la redimensión de las situaciones". Así que decidimos que pondríamos una escala del 1 al 100 en la que el uno era el nivel más bajo de enojo y severidad y el cien era el más alto, nadie podía pasar de cien, pero no se dijo nada más y después les pregunté sobre qué número asignaría cada uno de ellos a diferentes situaciones. En la primera situación, se trataba de que era el cumpleaños de ellos y ya tenían planeado y reservado todo un plan con su pareja, pero ésta llegaba una hora tarde a su cita. Mis alumnos respondieron desde diferentes perspectivas: para algunos esa situación ameritaba un enfado de 10/100, mientras que para otros se trataba de un 50/100, después de escuchar sus respuestas y anotarlas en el pizarrón, modifiqué la situación y no se trataba de un retraso de una, sino de dos horas y como era de esperarse, los alumnos modificaron sus cifras a cifras más elevadas (hasta llegar a 80/100. Luego de registrar esas respuestas, planteamos una nueva situación en la que su pareja les informaba que iría a tomar un café con su ex novio(a) por un par de horas. Los alumnos ya no podían superar los 100 puntos establecidos como límite, por lo que se vieron en la necesidad de "redimensionar" y reasignar un puntaje al primer caso (el del retraso el día del cumpleaños), pues se percataron de que habían sido muy severos, sin considerar que siempre podía haber casos más complicados. Finalmente unificamos los criterios y acordamos que el número 1 correspondía a una reacción de enfado, con una mueca un poco seria, pero que no alteraba la vida cotidiana, ni ameritaba siquiera un comentario y que el número 100 correspondía a una rabia sin precedentes, en la que se veían involucrados verdaderos actos de violencia física y verbal (¡Vamos... algo que verdaderamente ameritara el límite del número 100!). Luego de esta unificación de criterios, los alumnos volvieron a "redimensionar" y reasignar valores a cada situación. ¿Que te parece si asignas un criterio a cada valor del 1 al 100? Es de gran utilidad ¡Inténtalo! Y recuerda que el 100 es el límite; lo máximo que puede haber. Podría ser de gran utilidad para que ajustes las tuercas de ese juez tan severo que llevas dentro. 


Perdona aquí y ahora, mantén tu mente limpia y en armonía, haz las pases contigo mismo; con tu persona y emplea tu sabiduría para dar una nueva dimensión a tus emociones, a tu vida. Puedes empezar por ti mismo, de forma individual y poco a poco ayudar a otras personas y encontrar personas que te puedan ayudar a ti a llegar al siguiente nivel. Acaba con los candados mentales que bloquean el flujo de tu vida, que te roban la energía o la transforman en energía negativa y que solo provoca más de lo mismo. La economía y los gobiernos pueden cambiar y hay un sin fin de factores que intervienen en nuestras vidas y en nuestros planes y proyectos, pero cuando la mente encuentra las llaves adecuadas para sus candados, todo fluye y la magia se presenta en tu vida, ante tus propios ojos.